Conceptos Básicos en Cultivo Celular – Equipos de Laboratorio

Cámara de flujo laminar para cultivo celular

Al momento de iniciar las prácticas profesionales, muchos estudiantes sienten algo de ansiedad a la hora de trabajar en el área de cultivo celular dada la gran probabilidad a contaminar las preciadas muestras por la falta de experiencia.

Casi siempre al investigar la fuente de la contaminación llegamos a la conclusión que algún detalle en la manipulación del operario fue la fuente primaria de la presencia de hongos y bacterias en los cultivos. Idealmente el trabajo debe ser llevado en una locación que debe estar separado en áreas de:

  • Material limpio (libre de contaminantes)
  • Material sucio (área de cuarentena, muestras).

De no ser posible el material debe ser separado por periodos de manipulación o trabajo, dónde el material limpio debe ser utilizado previamente a manipular el material sucio (muestras). Diferentes incubadoras deben ser designadas de acuerdo al tipo de cultivo que se mantiene en ellas. También las superficies de trabajo deben ser limpiadas rigurosamente entre actividades. Todo material nuevo debe ser manejado como material de cuarentena hasta que se demuestre que esta libre de contaminantes como bacterias, hongos y particularmente micoplasmas.

Llevar un cultivo de células en áreas comunes, requiere de una planeación y es esencial que se usen buenas prácticas para minimizar el riesgo de contaminación de su trabajo. La mayoría de las líneas celulares de laboratorio deben ser manipuladas en un nivel de contención nivel dos. Aunque la categoría requerida es dependiente de la línea celular y la naturaleza del trabajo que se va a realizar. Además se recomienda que los laboratorios tengan presión de aire negativo en los corredores para contener cualquier riesgo de contaminación cruzada entre laboratorios.

La cámara de flujo laminar es probablemente el equipo más importante, ya que operado de forma correcta, asegura un ambiente limpio de trabajo para los insumos, cultivos y al mismo tiempo protege al operador de los aerosoles. En estas cabinas, la protección al producto y/o operador es dado a través de los filtros HEPA (high efficiency particulate air). Los ductos de la cabina circula hacia la atmósfera o re-circula a un segundo filtro HEPA, antes de ser liberado a la atmósfera.

Se debe realizar monitoreos con agar triptona de soya y colocar los platos dentro de las cabinas por un mínimo de 4 horas, lo cual debe ser buen indicador de que tan limpias se encuentran las cabinas. No se debe reportar crecimiento de bacterias o hongos en dichos platos. En la mayoría de los casos las cabinas de clase II son adecuadas para el cultivo de células. Aunque, cada estudio debe ser evaluado los factores de riesgo probable en cada elemento adicional, como posible infección viral de fuente desconocida, podría requerir mayores niveles de contención.

Laboratorio de Cultivo Celular

Laboratorio de Cultivo Celular

Otros equipos que son relevantes en instalaciones de cultivo celular son:

  • Centrífugas: Este equipo es utilizado rutinariamente en el cultivo de células como parte de los procedimientos de sub-cultivo para la mayoría de las líneas celulares y para la preparación de la criopreservación de las células. Por su naturaleza, las centrífugas producen aerosoles y por ello, es necesario minimizar cualquier posibilidad de riesgo de exposición. Las centrífugas deben ser de tapas transparentes para que en caso de algún derrame, pueda ser ser detectado sin abrir la tapa. Esto reducirá el riesgo del operador a ser expuesto a material peligroso si la centrífuga presenta algún incidente durante el proceso. Se debe cuidar siempre de no sobre llenar los tubos y realizar el apropiado balance. Estos pasos podrán reducir el riesgo de generar aerosoles. Las centrífugas deben ser colocadas en un sitio de fácil acceso para la limpieza, mantenimiento y ser evaluadas frecuentemente para detectar signos de corrosión.
  • Incubadoras: Estos equipos son utilizados de rutina para proveer las condiciones apropiadas para el crecimiento de las células, como la temperatura, humedad y niveles de CO2 de manera controlada y estable. Generalmente deben programarse a temperaturas en un rango de 28°C (para líneas celulares de insecto) hasta 37°C (para líneas celulares de mamíferos). Algunas incubadoras tienen la facilidad para controla los niveles de oxígeno, la inclusión de tratamientos para las bandejas de baño maría en la incubadora, reducirán el riesgo de crecimiento de bacterias y hongos en las bandejas de agua. Aunque no hay sustituto a la limpieza frecuenta de la incubadora.

Fuentes:

  1. Sigma Life Science (2012) Cell Culture Manual 2011-2014, Technical Information, SIGMA-ALDRICH, 308-309.
  2. Basant Kumar Sinha, Rinesh Kumar (2008)Principles of Animal Cell Culture, 65-68,International Book Distributing Co.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s